Un bolso de playa

¿Si te digo verano en qué piensas?

Yo pienso en el mar.
En la arena caliente.
En las sombrillas de colores.
Y en los bolsos que, incluso sin salir de la ciudad, te hacen venir de inmediato a la cabeza el verano, las vacaciones. Como los de paja, rafia, mimbre, y los de plástico y nailon trenzados.

El año pasado me enamoré locamente de una coffa, un bolso tradicional de Sicilia, con sus espejos, sus cintas de colores, sus pompones.

Este año, sin embargo, me he quedado prendada de un bolso muy diferente: una bolso de la compra un poco peculiar, antigua, una chivata de nylon y con asas de metal.

Es de rayas. Muy colorida. Perfecta. Y será mi bolso de playa.

Mi chivata vintage | Comprada en Torreillinoise, en Etsy

Y no importa si este verano es un poco anómalo. Estoy feliz porque mi chivata — o market bag, como la llaman las revistas de moda y como la ha llamado Marni — no es cualquier bolso, es única.

Es un objeto vintage que tiene una historia que contar: ha visto mercados y puestos de todo tipo, ha transportado fruta y pan, y este año finalmente podrá ver también el mar.

Y tú, ¿ya has decidido cuál será tu bolso de playa? ¿Tu bolso de verano?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *