Quiero una piel maravillosa

«[...] voglio un pensiero superficiale che renda la pelle splendida […]».

El pensamiento superficial es necesario, pero no es suficiente; se necesita una rutina de belleza.

No soy una experta — cuando tengo dudas suelo molestar a mi amiga Aida — pero trato de seguir unos simples pasos.

Lo más importante: me lavo la cara. Luego empiezo a aplicar los productos adecuados para mi piel siguiendo un orden creciente basado en su consistencia: tónico, bruma, contorno de ojos, esencia, suero/aceite, crema hidratante y protector solar.

Vogue Italia | Octubre 2017 | The Timeless Issue

Otra cosa que he descubierto en los últimos meses es el Gua-Sha, una técnica de masaje con piedras de formas curiosas que ayuda a modelar los contornos del rostro y oxigenar la piel. No sé si funciona, pero me hace sentir bien..

Y mientras Lauren Hutton me sonríe desde la portada de un número de Vogue de hace unos años pienso que es importante quererse, pero no que hay que obsesionarse demasiado, porque la edad no es una condición que hay que derrotar.

El well-ageing es mucho más importante que el anti-ageing ¿no te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *